GABINETE LOGOPEDIA, Logopeda Alba Juan López
   
Qué es la Foniatría

Llamamos foniatría a la exploración, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la voz. La voz es el soporte fundamental en la comunicación diaria y una parte de la identidad de la persona. A través de ella transmitimos nuestras emociones, pero también éstas pueden alterarla provocando desequilibrios en el aparato fonador.

El buen funcionamiento de la voz depende no sólo de las características anatómicas propias de cada persona, sino que también depende de otros factores de tipo fisiológico, emocional, familiar y social. Es fundamental que el uso de la voz sea el adecuado, que también lo sea la técnica utilizada, según las necesidades de cada persona, y que se cumplan una serie de cuidados específicos para conservar una voz sana.

Los trastornos de la voz pueden aparecer por diversas causas (mal uso, abuso o/y mala higiene vocal) unidas a otros factores que favorecen su aparición como predisposición genética, profesión de riesgo (maestros, comerciales, cantantes, teleoperadores,..) problemas de audición, modelo familiar disfónico (voz ronca-patológica), etcétera.

Pueden presentar trastornos de la voz personas de todas las edades:

  • En niños de educación primaria suele ser muy frecuentes la existencia de disfonías vocales por la presencia de nódulos como consecuencia de los gritos, mala coordinación de la respiración con la fonación; suelen ser niños nerviosos, líderes y muy habladores.
  • En el adolescente suelen existir problemas de la voz coincidiendo con el momento de la muda vocal.
  • En el adulto, se dan trastornos de la voz de tipo funcional, orgánico, orgánico-funcional, psicógenos, neurológicos,.. En la etapa de la senectud, también pueden darse trastornos vocales por el propio deterioro orgánico general. Los cartílagos se calcifican y los músculos pierden tonicidad, por lo que la voz pierde fuerza.

Como podemos ver, LA VOZ evoluciona a lo largo de toda nuestra vida y expresa no sólo emociones, sino nuestra propia identidad. Es la herramienta de transmisión de nuestros pensamientos, pero también es vulnerable de sufrir trastornos como consecuencia de la pérdida de habilidades, destrezas o conductas adecuadas